Un fallo informático podría haber ocasionado el fracaso en el aterrizaje del módulo Schiaparelli sobre la superficie de Marte, según indica hoy la revista británica Nature.La publicación se refiere en su último número a lo ocurrido el pasado día 19, cuando el módulo Schiaparelli, que pretendía llevar a cabo pruebas científicas en la superficie de Marte y poner a prueba las nuevas tecnologías europeas de descenso y aterrizaje, se estrelló contra el Planeta Rojo.El 21 de octubre, la Agencia Espacial Europea (ESA) reveló que los controles de descenso del módulo habían fallado si bien no tildó de fracaso la misión Exomars, pues el satélite desde el que descendió el Schiaparelli, el llamado ExoMars Orbitador de Gases Traza (OGT), sigue orbitando en torno a Marte.El proyecto era preludio de una misión programada para 2020 en la que los investigadores quieren hacer aterrizar una estación mayor.En declaraciones a Nature, el científico del proyecto de ExoMars Jorge Vago consideró “prioritario” detectar los fallos del Schiaparelli a fin de rectificarlos: “Eso es súper importante y está en la mente de todos”, observó.Los análisis preliminares sobre lo sucedido indican que el módulo comenzó la maniobra de aterrizaje sin fallos, pero que a los 4 minutos y 41 segundos de una bajada de 6, algo salió mal.