Agresión a menor haitiana en Verón-Punta Cana: Gobierno dominicano garantiza investigación y castigo

0
87

El Gobierno dominicano garantiza que no habrá impunidad en el caso de violación contra una menor de edad, de nacionalidad, haitiana, cometidas por agentes dela Dirección General de Migración en Punta Cana, hecho que investigan las autoridades.

Homero Figueroa, vocero de la Presidencia, publicó un comunicado donde lamentan el hecho y garantizan que no quedará impune.

También instó a la población a confiar en justicia y la protección de los derechos humanos. “Nos queda ahora el deber de trabajar para garantizar un ambiente seguro y de respeto mutuo entre los extranjeros indocumentados y los agentes de migración.

Según la acusación incoada en la Fiscalía de la Unidad de Género de Bávaro, la menor fue violada por varios agentes de la Dirección General de Migración (DGM).

La DGM garantizó que cancelarán a los inspectores que están involucrados en ese “bochornoso hecho” y los pondrán a disposición de la justicia.

A continuación el texto íntegro del comunicado difundido pro Homero Figueroa

Lamentamos profundamente el reciente incidente de violación en contra de una menor de 14 años de edad, de origen haitiano, ocurrido el pasado viernes en el Ensanche Bulevar, en Punta Cana, provincia de La Altagracia. Este hecho entristece a una familia y sacude la sensibilidad de todos.

El Gobierno dominicano rechaza enérgicamente cualquier acto que viole los derechos humanos y atente contra la integridad de personas en nuestro territorio, sin importar su nacionalidad o condición. Simplemente son inadmisibles hechos de este tipo en nuestro país.

Este hecho no quedará impune. Nos comprometemos a emplear todos los recursos disponibles para identificar y llevar ante la justicia a los responsables de este acto bochornoso. El respeto de los derechos de todos los habitantes, nacionales o extranjeros, de la República Dominicana debe ser una prioridad absoluta.

Instamos a la población a confiar en nuestro compromiso con la justicia y la protección de los derechos humanos. Nos queda ahora el deber de trabajar para garantizar un ambiente seguro y de respeto mutuo entre los extranjeros indocumentados y los agentes de migración.

Reafirmamos nuestra responsabilidad de preservar el Estado de Derecho y los valores fundamentales que nos identifican como país. En la República Dominicana, no hay lugar para la impunidad.