Madre en Verón vive pesadilla tras denunciar intento abuso sexual a su hija: Acoso, intimidación y amenazas de desalojo

0
149

Una mujer identificada como Ángela Santana denuncia haber sido víctima de una ola de acoso, intimidación y amenazas de desalojo desde que presentó una querella por intento de abuso sexual contra su hija de 11 años.

Santana, quien reside en una vivienda alquilada en Verón, asegura que desde el momento en que denunció al presunto agresor, identificado como el dueño de la casa, ha sido blanco de constantes presiones para que abandone el inmueble.

«Tengo mucho miedo porque estoy sola con mis hijos y no sé qué hacer porque me están amenazando de todas formas, me están pidiendo que tengo que desalojar la casa, pero ya», relata Santana que tiene 5 hijos, tres de los cuales viven con ella.

Según su testimonio, el intento de violación contra su hija ocurrió mientras ella se encontraba trabajando. Al descubrir lo sucedido, no dudó en presentar una denuncia ante las autoridades, lo que derivó en la detención del hombre de 50 años de nombre Andrés Mina, quien actualmente se encuentra bajo medida de coerción por un período de tres meses en Higüey.

Desde entonces, ha vivido una situación de constante acoso.

La mujer teme por su seguridad y la de sus hijos, ya que se encuentra sola y sin recursos para mudarse a otro lugar. «Yo tengo mucho miedo porque yo tengo sola con mis niños y no sé qué hacer porque me están amenazando de todas formas», lamenta.

La situación ha impactado profundamente a la familia, especialmente a la niña, quien presenta síntomas de ansiedad y miedo. «La niña no se siente bien. Ella no duerme. Porque está aterrada, sí. Tiene terror, miedo. Sí. Wow. Tuve que abandonar mi trabajo, porque no puedo trabajar», explica la madre.

La familia ha solicitado protección a las autoridades, pero asegura no haber recibido el apoyo adecuado.

Santana vive en una situación de extrema vulnerabilidad, sin recursos para mudarse a otro lugar y con el temor constante de ser víctimas de represalias.

Se hace un llamado urgente a las autoridades, en particular al Ministerio Público, Policía Nacional y Derechos Humanos, para que brinden la protección necesaria a la familia de Santana,  sino se les responsabilizan por los actos que les puedan suceder.